domingo, 1 de agosto de 2010

La recuperacion de la democracia.

La apertura democrática avanza en forma incontenible.
El gobierno de Reynaldo Bignone intenta tomar medidas que garanticen la impunidad de los militares involucrados en la llamada "guerra sucia" y, el 28 de abril, dicta un Acta Institucional que da a los
desaparecidos por muertos y remitiendo los "excesos" cometidos al "juicio de Dios". La medida levanta
airadas reacciones en el país y en el exterior y unas 100.000 personas hacen una manifestación en
Buenos Aires para repudiarla. Los partidos políticos anuncian que no considerarán vigente esta
"autoanmistia"......

Al mismo tiempo, se nota una actitud mas libre en muchos jueces, que admiten recursos judiciales
sobre desaparecidos y otros temas urticantes. Incluso se procesa y se detiene al almirante Massera, involucrado en un oscuro crimen, el del empresario Fernando Branca.
También trascienden detalles sobre el informe del general Rattembach sobre la Guerra de Malvinas.
En el informe se llega a pedir la pena de muerte para algunos de los jefes militares responsables de
la operación.
Durante unas horas es secuestrado Patricio Kelly, que había denunciado las conexiones de la Logia
Propaganda 2 con el gobierno argentino. Este año, la inflación llega al 430% y el gobierno crea una nueva unidad monetaria: el peso argentino que equivale a 10.000 pesos ley.
Mientras tanto, los partidos activan sus procesos internos. Después de algunos forcejeos, Ítalo Luder es proclamado candidato presidencial del justicialismo. Y un personaje inquietante por sus antescedentes, Herminio Iglesias, candidato a gobernador bonaerense. En la UCR, Raúl Alfonsín es el protagonista de
un ascenso irrefrenable en las elecciones internas. Es designado jefe del partido y, el 30 de julio,
candidato a presidente. Luego, realiza una dura campaña contra el gobierno militar y denuncia un pacto sindical-militar. Unos cinco millones de personas se afilian a los partidos, lo que demuestra el deseo de participación cívica de la ciudadania.
Un grupo de padres y madres de soldados muertos en las Malvinas viaja en el buque Lago Lacar para
tratar de visitar sus tumbas en las islas, pero son obligados a volver al continente.
El semanario El Porteño es el blanco de un atentado y el gobierno secuestra ejemplares de la revista
Humor. Un informe creíble afirma que hay 2.500.000 argentinos en el exterior: se han ido para eludir la represión del Proceso o para buscar trabajo.
El 30 de octubre se realizan las elecciones, después que el justicialismo y el radicalismo realizan
gigantescos actos en la avenida 9 de julio. En el acto del PJ, transmitido por television a todo el país
como la mayoría de estas concentraciones políticas, produce pésimas impresión la patibularia imagen de Herminio Iglesias quemando un ataúd con el nombre de Alfonsín.
Las elecciones dan el triunfo al candidato del radicalismo, que obtiene el 52% de los votos. De esta
manera, el peronismo pierde su histórica hegemonía electoral.
El nuevo presidente contara con los gobernadores amigos en las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Mendoza, Entre Ríos, Misiones, Río Negro y Chubut y también ha salido victorioso en la Capital
Federal. El peronismo gobernara Santa Fe, Formosa, Chaco, Jujuy, Salta, Tucuman, Catamarca,
Santiago del Estero, La Rioja, San Luis, La Pampa y Santa Cruz. Los partidos provinciales ganan en Corrientes, San Juan y Neuquen. Por eso, Alfonsín no contara con mayoría en el Senado.
El 29 de noviembre se constituye el Congreso y el 10 de diciembre, asume el nuevo mandatario constitucional, en medio de fiestas populares que se improvisan en todo el país.
Una de las primeras medidas de Alfonsín consiste en procesar a siete dirigentes subversivos, entre
ellos Mario Firmenich y Enrique Gorriaran Merlo, que se encuentran en el exterior, y a los integrantes
de las tres juntas del Proceso.
Además, integra la CONADEP, comisión encargada de recopilar datos sobre las violaciones a los
derechos humanos durante el régimen militar y que sera presidida por el escritor Ernesto Sabato.
Se ha recuperado la democracia. Pero los tiempos difíciles no han terminado.